Como la Fisioterapia puede ayudar a tu hijo

La fisioterapia  es una disciplina de la salud que se ha ido especializando durante su historia, y poco a poco se van conociendo las diferentes ramas que lo comprenden.

Cada vez oímos más la idea de fisioterapia para los niños: cabecitas planas, cólico de lactante, retraso del desarrollo, reflujo, problemas respiratorios, dificultad para coger el pecho, “mi bebe llora todo el tiempo”, escoliosis, patología neurológica, problemas de equilibrio, coordinación… pero ¿conocemos la función de un fisioterapeuta infantil?

Podemos hablar de dos grandes grupos de peques con los que trabajamos.


Por un lado tenemos niños con patología: neurológica, cardíaca, respiratoria…

Normalmente son peques derivados a un centro de atención temprana, donde los profesionales; fisioterapeutas, psicólogos, terapeutas ocupacionales, logopedas… trabajan en equipo para cubrir todas las áreas del niño, buscando mejorar su calidad de vida.

Por otro lado, nos encontramos los denominados “niños sanos”, que en algún momento de su desarrollo presentan alguna disfunción. Es decir, el niño no presenta ninguna patología como tal, pero si alguna dificultad en su función que afecta su desarrollo.

Según la clasificación anterior, vamos a centrar este artículo sobre “niños sanos” y en una de las áreas donde es fundamental la figura del fisioterapeuta: el desarrollo infantil.

Según la OMS el concepto de desarrollo infantil “abarca tanto a la maduración en los aspectos físicos, cognitivos, lingüísticos, socioafectivos y temperamentales como el desarrollo de la motricidad fina y gruesa”.

Es decir, tiene un componente motor pero siempre va de la mano la parte cognitiva y afectivo-relacional.

Lo más habitual en niños es encontrar pequeños retrasos del desarrollo, o disfunciones del tono muscular como hipotonías (tener menos tono muscular general, o en hombros o piernas), o  hipertonía muscular (lo contrario, tener el tono muscular más alto). Pero también pueden aparecer disfunciones de tipo ortopédico como son pie zambo, valgo de rodillas, pies planos, pequeñas asimetrías

En ocasiones aparecen en el desarrollo y se van adecuando con la edad, pero es conveniente ayudarles con un «empujoncito» para facilitar el desarrollo normal del peque, y aquí es donde entra en juego la figura del fisio.

Desde la fisioterapia trabajamos con muchas técnicas como puede ser el masaje infantil, movimiento, técnicas posturales, estimulación, psicomotricidad, terapia manual… Pero no nos podemos quedar solo en el cuerpo. Si valoramos el desarrollo debemos hacerlo desde la globalidad, observando sus capacidades cognitivas, su relación con los demás, apego, lenguaje… Ver al peque desde todas sus partes, capacidades y habilidades, para poder enfocar el tratamiento más en lo que puede hacer y cómo mejorarlo, que enfocarnos en sus limitaciones.

Es importante remarcar, que los items de desarrollo son totalmente individuales y tenemos que tener siempre en cuanta que cada niño tiene su propio proceso de neurodesarrollo y maduración. Por lo que es necesario respetar el ritmo de cada niño, sin forzar posturas que aún no haya adquirido de forma autónoma.

Debido a la mayor incidencia en patología respiratoria en niños y lactantes, como puede ser la bronquiolitis; tengo que hacer mención a la fisioterapia respiratoria infantil.

Aunque no hay estudios concluyentes con respecto a esta especialidad, cada vez más pediatras la recomiendan por los beneficios clínicos y como medio de prevención de recidivas en estas enfermedades.

Como conclusión podemos decir, que el desarrollo infantil es totalmente individual; pero es recomendable la supervisión por parte del fisioterapeuta pediátrico.

Principalmente en los tres primeros años y especialmente el primer año de vida del niño, que es donde se dan los cambios más rápidos y significativos.

Por ello es de gran importancia la figura del fisio en los centros de educación infantil.

En estos centros, los fisioterapeutas llevan a cabo los siguientes objetivos:

  • Observar que el desarrollo se va dando con normalidad.
  • Estimular y acompañar si es necesario para que descubra nuevos aprendizajes y no se estanque el desarrollo.
  • Detectar problemas en el desarrollo que requieran derivación a especialistas y centros específicos.
  • Educación para la salud: dar información a las familias para que tengan recursos y herramientas para acompañar el desarrollo de su bebé.

Los fisioterapeutas infantiles además de valorar y tratar, estamos para  acompañar, asesorar y divulgar salud infantil. No lo dudes y consulta a tu fisio sobre la salud de tu peque, ¡estamos encantados de informar y vivir su desarrollo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s