El cuerpo en la infancia. El inicio de la salud sexual

No hay nada más agradable que abrazar y tocar a un bebé.

Cuando nacemos nuestro esquema corporal, como reconocemos nuestro cuerpo, no existe y es a través del tacto, del contacto, de las diferentes sensaciones térmicas, de aprender y nombrar cada parte, como se va creando conexiones neuronales que crean ese conocimiento corporal.

Así es como el niño reconoce su cuerpo, iniciando el deseo y el movimiento.

Como los adultos ayuden a conocer al niño su cuerpo, va a ser clave para que el desarrollo de todas las esferas del pequeño se dé de forma idónea y saludable.

Pero… ¿todo el cuerpo del niño se trata por igual en el desarrollo? ¿Tocamos, ponemos nombre y jugamos con la zona genital?

Por desgracia, aún vivimos la zona genital con un gran tabú, y en la primera infancia no nos quedamos atrás.

Pañales, ropa que tapa, poner diminutivos a los genitales en lugar de llamarlos por su nombre, no enseñar como funcionan para hacer pipí o caca correctamente, limitar la exploración…

Son conductas que hemos normalizado porque llevamos en nuestra propia mochila educativa.
Y que sin saberlo estamos creando desconexión de una zona tan importante de nuestro cuerpo. Que nos puede llevar a que los niños sufran disfunciones:
👉 Urológicas: mal uso de la función miccional, que puedo provocar infecciones o dificultades en el vaciado o conciencia de necesidad miccional..
👉 Ginecológicas: menstruación negativa, no exploración de adultas, generar rechazo a los genitales..
👉 Coloproctológicas: estreñimiento, dificultad para el control de esfínteres, fisuras, miedos
👉 Disfunciones sexuales de adultos: el dolor es una disfunción muy habitual en mujeres
👉 Baja autoestima

¿Cómo podemos acompañar el desarrollo de los genitales con los niños? ¿Cómo podemos acompañar el inicio de la salud sexual en edades tan tempranas?
¿Como podemos guiar de forma saludable el control de esfínteres?

Lo primero: EMPEZAR EN NOSOTROS.
Ver qué conocemos de muestra fisiología, chequear mitos y tabúes, ampliar nuestra mirada, para desde ahí poder mostrarsela a nuestros pequeños a través de juegos, de cuentos, de naturalidad.

Pero tú como madre, padre o profesional de la educación, ¿que recursos tienes?
Te leo encantada en comentarios 👇

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s